Boletín semanal del Centro de Recursos de la red IBFAN de América Latina y el Caribe
1979 - 2006 ---- 27 años en defensa de la Lactancia Materna ----
Año 4 - N° 175
18 de Octubre de 2006
Realizado por el Area de Comunicaciones de Lacmat para Ibfan-Alc

 

Elisabeth Sterken, BSc MSc nutricionista, mayo del 2006
INFACT Canadá/IBFAN Norte América
Traducción: Natalia Rybak

Riesgos de la alimentación con leche artificial

Parte II
Mayor riesgo de oclusión dental alterada

La presente investigación sobre alimentación, succión y dentición señala que la lactancia materna es sinónimo de una correcta oclusión dental. Este estudio retrospectivo realizado con 1.130 niños/as en edad preescolar (3 a 5 años de edad) analizó el impacto del tipo de alimentación y la succión no nutritiva en la oclusión de los dientes de leche. Se utilizó un cuestionario para recabar información detallada acerca de la alimentación infantil y la succión no nutritiva, además de un examen oral realizado por un dentista.

La succión no nutritiva ejerce un notable efecto en la oclusión alterada, en tanto que el efecto de la alimentación con biberón es menos marcado. La mordida cruzada posterior era más frecuente en los/as niños alimentados/as con biberón que en aquellos/as con succión no nutritiva. El porcentaje de mordidas cruzadas fue menor en los/as niños/as amamantados/as con succión no-nutritiva (5%) que en los/as niños/as alimentados/as con biberón y succión no nutritiva (13%). En conclusión, de acuerdo con los datos se observa que la succión no nutritiva en los primeros meses de vida representa el principal factor de riesgo para la presencia de una oclusión dental alterada y una mordida abierta en los dientes de leche. En los/as niños/as con succión no nutritiva y en aquellos/as alimentados/as con biberón se observa más del doble de riesgo de mordida cruzada posterior, en tanto que la lactancia materna tendría un efecto de protección en la aparición de mordidas cruzadas posteriores en los dientes de leche.

Viggiano D . et al. Breast feeding, bottle feeding, and non-nutritive sucking; effects on occlusion in deciduous dentition . Arch Dis Child 89: 1121-1123, 2004

Mayor riesgo de infección por leche artificial contaminada

El caso clínico de un brote reciente de Enterobacter sakazakii observado en los Estados Unidos en una unidad de cuidados intensivos neonatales documenta la muerte de un/a lactante de 20 días de vida que presentó fiebre, taquicardia, menor profusión vascular y apoplejía a los 11 días. El/la lactante murió a los 20 días 20. A partir del líquido cefalorraquídeo, se identificaron cultivos de E. sakazakii y se los rastrearon hasta la leche infantil en polvo contaminada utilizada en la UCIN.

Weir E, Powdered infant formula and fatal infection with Enterobacter sakazakii. CMAJ 166, 2002

El brote de enterocolitis necrotizante (ECN) detectado en Bélgica se rastreó hasta la leche artificial contaminada con Enterobacter sakazakii . Un total de 12 lactantes sufrieron ECN durante el brote epidémico en tanto que dos lactantes (hermanos mellizos) murieron.

Van Acker J, de Smet F, Muyldermans G, Bougatef A. Naessens A, Lauwers S. Outbreak of necrotizing enterocolitis associated with Enterobacter sakazakii in powdered infant formulas. J Clin Microbiol 39: 293-297, 2001

Mayor riesgo decarencias de nutrientes

En Israel, se hospitalizó en unidades de cuidados intensivos por encefalopatía grave a aquellos/as lactantes que fueron alimentados/as con la misma marca de leche artificial a base de soja durante el 2003. Dos murieron por cardiomiopatía. De acuerdo con el análisis, no fue posible detectar niveles de tiamina en la leche artificial. Los/as lactantes alimentados/as con leche artificial a base de soja ingresados/as con síntomas indicativos de carencia de tiamina mejoraron rápidamente al ser tratados con esta vitamina.

Fattal-Valevski A, Kesler A, Seal B, Nitzan-Kaluski D, Rotstein M, Mestermen R, Tolendano-Alhadef H, Stolovitch C, Hoffman C. Globus O, Eshel G. Outbreak of Life-Threatening Thiamine Deficiency in Infants in Israel Caused by a Defective Soy-Based Formula. Pediatrics 115: 223-238, 2005

Mayor riesgo de cáncer durante la infancia

Se sabe que la falta de amamantamiento aumenta el riesgo de cáncer. Este original estudio halló un nivel significativo de trastornos genéticos en los/as lactantes de entre 9 y 12 meses que no fueron amamantados/as. Los autores sugieren que el trastorno genético desempeñaría una función en la aparición de cáncer en la infancia o a futuro.

Dundaroz R, Aydin HA, Ulucan H, Baltac V, Denli M, Gokcay E. Preliminary study on DNA in non-breastfed infants. Ped Internat 44: 127-130, 2002

El Estudio Británico sobre Cáncer Infantil analizó 3.500 casos de cáncer infantil y la relación con la lactancia. Los resultados indicaban una pequeña reducción de los casos de leucemia y de todos los tipos de cáncer combinados cuando los/as lactantes fueron “amamantados/as alguna vez”.

UK Childhood Cancer Investigators. Breastfeeding and Childhood Cancer . Br J Cancer 85: 1685-1694, 2001

Un estudio de control de casos realizado en los Emiratos Árabes Unidos examinó 117 casos de leucemia linfocítica aguda y 117 controles. Se observó que la duración de la lactancia de quienes padecían leucemia era mucho más breve que la duración de la misma en los controles. Concluyeron en que los seis meses de duración de la lactancia materna o más protegería contra la leucemia aguda y linfomas durante la infancia.

Bener A, Denic S, Galadari S. Longer breast-feeding and protection against childhood leukaemia and lymphomas. Eur J Cancer 37: 234-238, 2001

  La presente reseña sistemática analizó la evidencia para determinar el efecto de la lactancia en el riesgo de aparición de la leucemia durante la infancia con utilización de ciento once estudios de los cuales treinta y dos reunían los criterios de inclusión. De éstos, revisaron diez y hallaron que cuatro de ellos tenían pruebas científicas de calidad sobre la asociación entre la lactancia materna y la leucemia. En los dos estudios de mayor magnitud y calidad la lactancia materna se asoció con una significativa reducción del riesgo y en uno de estos estudios, las duraciones más prolongadas reflejaron una mayor protección. Señalan que en EE.UU. se gasta aproximadamente 1.400 millones anualmente para tratar la leucemia infantil.

Guise JM et al. Review of case-controlled studies related to breastfeeding and reduced risk of childhood leukemia . Pediatrics 116: 724-731, 2005

  Mayor riesgo de enfermedades crónicas

Una reseña de las prácticas de alimentación infantil y de las enfermedades crónicas de la infancia indica un mayor riesgo de diabetes Tipo I, celiaquía, algunos tipos de cáncer y enfermedades intestinales inflamatorias asociadas con la alimentación infantil artificial.

Davis MK Breastfeeding and chronic diseases in childhood and adolescence . Pediatr Clin North Amer 48: 125-141, 2001  

La celiaquía podría ser activada por una respuesta autoinmune cuando se expone a un/a lactante a un alimento que contiene proteínas de gluten. Ivarsson y su equipo de investigadores analizaron los tipos de lactancia de 627 niños y niñas con celiaquía y a 1254 niños y niñas saludables para determinar el efecto de la lactancia durante el momento de introducción de alimentos con gluten en el resultado de la evolución de la celiaquía.

Se relató una sorprendente reducción del riesgo del 40 por ciento asociada a la evolución de la celiaquía en niños y niñas a los dos años de edad o menos para aquellos/as que estaban siendo amamantados/as al momento de introducirse el gluten en el régimen alimenticio. Los autores señalan que el efecto fue incluso más pronunciado en los/as lactantes que continuaron siendo amamantados/as después de la introducción de gluten en los alimentos.

Ivarsson, A. et al. Breast-Feeding May Protect Against Celiac Disease Am J Clin Nutr 75:914-21, 2002

  Para determinar el efecto de las prácticas tempranas de alimentación infantil (es decir, el impacto de la lactancia frente a su ausencia, duración y efecto al introducirse alimentos con gluten ) en la evolución de la celiaquía (C), los autores analizaron la literatura disponible sobre lactancia y C.

Hallaron que los niños/las niñas con C fueron amamantados/as por un período significativamente más breve. Quienes estaban siendo amamantados/as al momento de introducirse el gluten tuvieron una reducción del riesgo de evolución de la C correspondiente al 52 por ciento, en comparación con los niños y las niñas que no estaban siendo amamantados/as al momento de la introducción de estos alimentos.

Los autores proponen dos posibles mecanismos para el efecto de protección. En primer lugar, proponen que la lactancia materna limita las cantidades reales de gluten recibido. En segundo lugar, proponen que la lactancia materna protege contra las infecciones intestinales. Las infecciones pueden aumentar la permeabilidad intestinal del/a lactante y, por consiguiente, permitir el pasaje de gluten a la lamina propia.

Otros han sugerido que la IgA en la leche materna reduciría la respuesta inmune al gluten ingerido o que existiría una modulación inmune a través de efectos específicos de supresión de las células T.

Akobeng A K et al. Effects of breast feeding on risk of coeliac disease: a systematic review and meta-analysis of observational studies . Arch Dis Child 91: 39-43, 2006

La enfermedad inflamatoria intestinal y la enfermedad de Crohn son afecciones gastrointestinales crónicas que se presentan con mayor frecuencia entre los/as lactantes alimentados/as con leche artificial. Un meta-análisis de 17 estudios relevantes sostiene la hipótesis que la lactancia materna está asociada a menores riesgos de enfermedad de Crohn y de colitis ulcerativa.

Klement E, Cohen RV, Boxman V, Joseph A, Reif s. Breastfeeding and risk of inflammatory bowel disease: a systematic review with meta-analyis. Am J Clin Nutr 80: 1342-1352, 2004

 

 

>> Continúa en el Próximo Boletín <<